Escrito por : Juan M. Gil viernes, 24 de mayo de 2013


Hablaba de Schoolfy hace un par de días, enumerando las características del servicio tal y como lo cuentan en su nota de prensa, su página web y su vídeo de presentación.

Realmente hay muy poca información en la red sobre esta nueva herramienta, y teniendo en cuenta lo mucho que se ha hablado en diversos medios nacionales esperaríamos más datos, pantallazos o funcionalidades...

Tenemos poca cosa, casi todo contenidos reciclados, cuando no copiados directamente de la nota que ponían a nuestra disposición los mismos creadores de Schoolfy.

Y es que, ¿Hay algo mejor que el misterio para generar expectación?
La presentación de la herramienta va acompañada de muchas promesas (algunas maravillosas), la obligación de esperar tres o cuatro meses hasta poder acceder a la herramienta (mediados de verano) y mucho, mucho ruido mediático.

A veces, no obstante, el ruido puede quedar en eso: ruido. Incluso llega a molestar.

Lamentablemente, hay que saber venderse
Es triste, pero el lanzamiento de un nuevo servicio, por muy bueno que sea, debe ir acompañado de un mejor armazón de marketing. Esperemos que en esta ocasión (como en muchas otras suele ocurrir), el armazón no esté ocultando flaquezas o engaños, sino que realmente sirva para ensalzar una obra/herramienta maestra.


Un pequeño tirón de la manta:
En la página oficial de Schoolfy vemos una serie de mensajes destacados extraídos de Twitter. A menudo vemos mensajes destacados de este tipo en la presentación de productos (en televisión vemos como a todo el mundo X detergente le ha solucionado la vida, por ejemplo). Por desgracia, detrás de estos testimonios a veces no hay lo que esperaríamos que hubiera... Solo una pequeña muestra:



Imaginaríamos que los mensajes destacados podrían ser: de usuarios de Twitter muy activos, de pedagogos especialistas en herramientas TIC para educación, de beta-testers que poco a poco van desvelando maravillas del servicio que han probado o similares. La realidad es que estos twits pertenecen a usuarios sin apenas actividad y son mensajes aislados hablando de Schoolfy de una forma vaga, genérica y vacía:


Jorie usa Twitter desde hace tanto tiempo (como experta en TIC)
que no ha tenido tiempo ni de cambiar el fondo de nubes predeterminado ;-) 

Quisiera aclarar que no pretendo con esto atacar a Schoolfy, pero ha sido una pequeña reflexión (fruto de una decepción) sobre cómo se fuerza la maquinaria del marketing obligado por las exigencias del mercado. Sinceramente, espero que Schoolfy sea un servicio tan maravilloso como prometen. En mi última entrada (hasta mediados de verano, al menos) dedicada a esta herramienta, ofreceré algunas ideas sobre qué creo que debería ser Schoolfy o qué me gustaría a mí encontrar en un recurso de este tipo.


{ 1 comentarios... leelos debajo o añade uno }

  1. Excelente tu comentario seguiré tus publicaciones que son de interés ya que es importante ver la perspectiva desde otro lugar! saludos Ivonne ahuatzin

    ResponderEliminar

También en twitter

- Copyright © la tiza y las tic -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -