Archivo para julio 2014

Algunas redes sociales educativas que deberías conocer



En el mundo de las redes sociales de las redes sociales, tenemos las archiconocidas Facebook o Twitter, pero también otras más especializadas que pueden ser más adecuadas para el ámbito en el que queramos movernos.

En educación, clasificaría las redes sociales en dos tipos: las que están destinadas a poner en contacto a gente interesada en el mundo de la educación (principalmente docentes, pero también editoriales, familias, etc.) y las que están destinadas a formar comunidades de aprendizaje. El primer tipo de redes sociales no dejan de ser entornos abiertos, donde cualquiera puede participar, comunicarse o anunciarse. El segundo tipo es más cerrado y está en las manos de cada administrador gestionarlo, siendo normalmente  espacios de trabajo entre docente y estudiantes.

Algunas de estas redes sociales en las que os invito a participar, son:


REDES SOCIALES EDUCATIVAS DE SOCIABILIZACIÓN



PROCOMÚN: es la nueva comunidad de comunidades educativas promovida por el Ministerio de
Educación español. Se trata de una red social orientada sobretodo a que los docentes de educación reglada compartan ideas, reflexiones y dudas con sus semejantes, pero realmente está abierta a la participación de cualquier agente educativo. ¡Regístrate ya!

Incluso si no os apetece incorporaros a la comunidad, crear vuestro perfil, etc., podéis aprovechar muchos de los recursos e ideas que ahí se comparten siguiendo en Twitter u otras redes sociales la cuenta oficial de Educalab.



EDULAND:
una apuesta similar, esta vez promovida por la editorial Digital Text.  Échale un vistazo.

Sin duda a las editoriales les interesa captar la atención de posibles clientes, pero si logran ofrecer alguna ventaja que la distinga de la plataforma del Ministerio, eso que te llevas como usuario.

En paralelo, Educaland ofrece una serie de webinars a sus usuarios sobre temas de actualidad educativa. Ya han organizado uno sobre Flipped Classroom y otro sobre Mobile Learning. ¡Habrá que estar atentos para ver qué más tienen preparado!



REDES SOCIALES DE APRENDIZAJE O AULAS VIRTUALES


EDMODO: Edmodo es seguramente la red social de aprendizaje gratuita más conocida hoy por hoy. Con un diseño y funcionalidades que nos recuerdan a Facebook, pero la suficiente privacidad y herramientas de administración como para construir un entorno de trabajo y colaboración virtual seguro. Si no la conoces, deberías.


ACADEMICID: pretenden ser "el nuevo Moodle". AcademicID es una nueva plataforma para preparar cursos virtuales (o un complemento virtual al aula tradicional) que permite a los docentes estructurar una clase en módulos y, dentro de cada módulo, ir añadiendo documentos, anotaciones, ejercicios y conversaciones tipo foro. Además, permite personalizar la estética de tu página para que no parezca que estás accediendo a una herramienta desarrollada por terceros.

Tiene un diseño sencillo y unas funcionalidades aún muy básicas, pero eso precisamente la hace fácil de empezar a utilizar: en unos minutos puedes estar montando tu curso e invitando a tus alumnos. Entra a trastear y verás.


SCHOOLFY: he hablado en otras ocasiones de Schoolfy, una red social que se anunció como una revolución pero nunca llegó a despegar. Ahora Schoolfy se presenta con un cambio de orientación: dicen ser para las píldoras educativas lo que YouTube es para los vídeos.

La idea es muy sencilla, y puede funcionar: la herramienta permite crear pequeñas lecciones educativas con material multimedia, texto, enlaces, ejercicios, etc., y encapsularlas. Idealmente, será una plataforma donde encontrar muchas de estas píldoras, clasificarlas, comentarlas y mejorarlas entre toda la comunidad educativa. Podéis ver toda la información sobre este proyecto en su web renovada.


jueves, 10 de julio de 2014
Escrito por Juan M. Gil

¿Qué hace un profesor durante el mes de julio?



Por cuestiones de trabajo, entro en contacto a diario con docentes de primaria y secundaria, además de otros agentes educativos. En el mes de julio, en mi equipo no bajamos el ritmo: es una de las épocas más importantes del año, ya que toca preparar gran parte de lo que se hará en la próxima campaña.

A pesar de haber mucho por hacer, es precisamente en estas fechas cuando más difícil se hace contactar con el profesorado: ya están "de vacaciones". El mes de julio no es vacacional, esto lo defiende el colectivo a capa y espada, y yo también lo he defendido siempre. No son vacaciones: es tiempo de formación, autoevaluación y preparación de materiales para el curso entrante.

Por varios motivos (la incógnita de los interinos, de qué asignaturas se impartirán, etc.), la realidad es que el mes de julio el profesorado y cuerpo de maestros están "desaparecidos". Yo no sé qué hacen, imagino que habrá de todo, pero me permito hacer unas sugerencias basándome en lo que yo hago como profesor y lo que hacemos en nuestro equipo:


1) Si no lo has hecho aún, ahora tienes tiempo de hojear las nuevas leyes y normativas que atañen a tu profesión.

2) Enfréntate a ese inglés que se te resiste, puedes apuntarte a un intensivo si no lo has hecho ya y luego practicar con Duolingo desde la playa.

3) Apúntate a uno o más MOOCs. No te centres en cursos educativos, aprender algo radicalmente distinto puede darle un soplo de aire fresco a tu práctica docente.

4) ¿Ya conoces la red social / aula virtual Edmodo? Ponte a ello.

5) Regístrate en la red educativa Procomún y entra en grupos de trabajo con compañeros de toda España.

6) Participa en un proyecto colaborativo tipo Zombiología de Santiago Vallejo o crea el tuyo propio.

7) Si siempre dices que te gustaría disponer de más ejercicios y recursos para asignar a los alumnos más avanzados o rezagados... ¡Ahora es el momento de ir buscándolos y recopilándolos!

8) ¿Sabías que Google está preparando su propio EVA? Échale un vistazo.

9) ¿Te regalaron una tablet o un nuevo equipo informático y sigues usándolo para las cuatro funcionalidades básicas? Es hora de ponerse a trastear.

10) En definitiva, aprovechad estas fechas, que seguramente sean de las mejores del año, y no os cerréis a colaborar con el resto de la comunidad educativa. Recordad que el secretismo en la práctica docente fuera del aula solo contribuye al desprestigio de la profesión.


miércoles, 9 de julio de 2014
Escrito por Juan M. Gil

MOOC de nivel universitario



Haciendo cursos masivos online puedes encontrar de todo. Como leí recientemente en una entrevista a Juan Medina, aunque a todo se le llama MOOC, no todo el material online ni todos los portales ofrecen la misma calidad.

Las universidades usan los MOOC mayoritariamente para darse a conocer al mundo (es una forma sencilla de tener un alcance de decenas de miles de personas), pero a su vez critican este nuevo modelo educativo, restándole importancia.

Yo siempre defiendo este tipo de cursos, a pesar de su componente adictivo y la desigualdad en la calidad de los títulos ofrecidos, pero hasta ahora no había podido comparar "cara a cara" un MOOC con una asignatura universitaria. En Representaciones Culturales de las Sexualidades, ofrecido por la Universidad Autónoma de Barcelona a través de Coursera, estoy viviendo que los contenidos y la metodología de los MOOC puede no distar prácticamente en nada de una clase universitaria estándar.

Durante mis años en la UAB asistí a clases de M. Torras y N. Acedo (añadir que han sido de las mejores experiencias de mi vida), y ahora refresco lo aprendido en esa época mediante el MOOC que ofrecen en Internet. Los contenidos no son exáctamente los mismos, es un curso especializado, pero el nivel y la calidad de los materiales está a la par.

Tampoco la evaluación entre pares dista mucho de lo que se hace en la universidad: últimamente parece que el Peer Assessment es algo que haya inventado Coursera, pero hace años ya hacíamos algo parecido en clase, ya que escribíamos artículos semanales y se nos invitaba a compatirlos con los compañeros.

Los únicos puntos débiles del aula virtual frente a la presencial son la extensión, que en este caso son cuatro semanas (he hecho MOOCs de tres meses), y el hecho de no poder continuar las conversaciones tomando una cerveza en el bar de la facultad (¡algo que los #MOOCafé intentan cambiar!).



En definitiva, aunque de momento ningún MOOC puede equipararse a la programación completa de una carrera universitaria, no dejéis de participar en estos cursos si queréis rememorar tiempos universitarios o si pronto vais a iniciar vuestros estudios y queréis catar el nivel y ambiente universitario.


jueves, 3 de julio de 2014
Escrito por Juan M. Gil

También en twitter

- Copyright © la tiza y las tic -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -