Archivo para 2013

Actividad 4: Habilidades [#TICunam]


(En esta entrada realizo un ejercicio para el MOOC "Tecnologías de la Información y Comunicación en Educación" impartido por la UNAM en Coursera. De todos modos, no te cortes y échale un vistazo por si digo algo de tu interés)

Las habilidades que el profesorado debe adquirir y dominar para hacer un uso inteligente de las herramientas TIC propuestas en la anterior actividad, pueden clasificarse en dos grupos:


INSTRUMENTALES


Son habilidades concretas que capacitan para el uso de herramientas y funcionalidades específicas. Van ligadas a un formato y no siempre son extrapolables. Quedan obsoletas rápidamente.
Sí es cierto, no obstante, que vale la pena dominar algunas de las más universales para poder empezar a trabajar con TIC:
  1. - Manejo de dispositivos electrónicos básicos.
  2. - Uso de navegadores, buscadores y correo electrónico.
  3. - Uso de editores de texto y otras aplicaciones de edición y productividad.


CONCEPTUALES


Son transversales, no están atadas a un formato concreto, evolucionan y se adaptan a nuevas realidades y tecnologías.
Algunas de las más importantes:
  1. - Capacidad de investigar y gestionar el propio aprendizaje.
  2. - Diseño, resolución de problemas.
  3. - Enfoque colaborativo, constructivista y orientador del aprendizaje.

En cuanto al alumnado, la dicotomía y selección de habilidades es parecida. Además, deben atenderse los siguientes puntos:

  1. - El alumnado está acostumbrado a las TIC, pero las utiliza de forma muy superficial, tan solo consumiendo contenidos.
  2. - Hace falta un enfoque más abierto, una actitud de curiosidad.
  3. - Debe tomar un papel activo y creativo.
  4. - Y también una actitud crítica.


miércoles, 19 de junio de 2013
Escrito por Juan M. Gil
Etiqueta : ,

Actividad 3: Herramientas y tecnologías [#TICunam]


(En esta entrada realizo un ejercicio para el MOOC "Tecnologías de la Información y Comunicación en Educación" impartido por la UNAM en Coursera. De todos modos, no te cortes y échale un vistazo por si digo algo de tu interés)

El centro descrito ya dispone de bastantes dispositivos electrónicos, pero no de una plataforma digital estable ni de una metodología de trabajo bien definida.

Desde mi punto de vista, hace falta una plataforma digital bien estructurada que, no obstante, supondría una importante curva de aprendizaje tanto para el profesorado como para el alumnado. Por ello, la implantación de este nuevo espacio de aprendizaje debería hacerse en dos fases bien diferenciadas: una primera donde el profesorado empiece a usar herramientas y aplicaciones cercanas a su realidad cotidiana y una segunda en la que se diseñe una plataforma específica para las necesidades de este centro concreto.

Es necesario un gestor de aula :

- Una herramienta que facilite el trabajo en el aula, el uso de una PDI, la posibilidad de guardar las clases (los contenidos mostrados en la pizarra o incluso todo el discurso e interacciones), el seguimiento de las actuaciones del alumnado, etc.

También una herramienta de comunicación fuera del aula con alumnado, profesorado y familias:

- La herramienta más básica es una cuenta de correo, sea interna o de Gmail.
- Google ofrece la ventaja de poder crear grupos, círculos, sites personales y trabajo colaborativo a través de Google Docs.
- Es importante poder acceder a estos servicios a través de cualquier dispositivo y en cualquier momento (PDIs, ordenadores del alumnado, smartphones de las familias, etc.)

Finalmente, un banco de contenidos, sea propio o adquirido (ideal si permite importar, exportar, compartir):

- aulaPlaneta es un servicio/producto que ofrece por un lado un gran abanico de recursos enciclopédicos y aplicaciones educativas (atlas, museo virtual, etc.) además de un libro de texto digital interactivo y personalizable.
- Sin embargo, nunca es suficiente: siempre debe trabajarse la propia cartera de materiales para tener suficientes para todo un curso, para atender a las necesidades especiales de cada alumno, etc.



En realidad, la que engloba todos estos recursos es Moodle. De todos modos, ésta exige una gran dedicación y tiene una curva de aprendizaje considerable. Es mejor empezar a trabajar con herramientas más sencillas y más cercanas a la realidad de los usuarios. Una vez los procesos digitales estén bien instaurados, el profesorado puede ir más allá y crear una plataforma totalmente personalizada y adaptada a sus necesidades (en cuanto a diseño, funcionalidades, características, privacidad, etc.).

Moodle es una muy buena plataforma a menudo desaprovechada. Casi todas las aulas virtuales diseñadas con moodle son iguales, parecen cortadas con el mismo patrón, son muy poco inspiradoras y acaba dando pereza utilizarlas (tanto a docentes como a otros usuarios). ¿Si en otros campos extraescolares contamos con aplicaciones bellas y fluidas, por qué íbamos a querer utilizar algo tan arcaico?

Antes de embarcarse en moodle, improvisar la actuación, y hacer "una plataforma aburrida más", es mejor ir acercándose paulatinamente y asegurarse que el producto final es ideal y cumple con las expectativas de profesorado, administración, educandos, familias y el resto de la comunidad.

martes, 11 de junio de 2013
Escrito por Juan M. Gil
Etiqueta : ,

Schoolfy (III): Posibilidades


A grandes rasgos, entre el profesorado interesado en el uso de las TIC hay dos perfiles diferenciados. Por un lado, están los que denominaremos editores y por el otro los usuarios.

El docente editor es normalmente de espíritu más joven, tiene preferencia por el diseño (en todos los ámbitos), habla más de herramientas TIC; el docente usuario suele ser un veterano de la escuela de carne y hueso, de tiza y pizarra, tiene preferencia por los contenidos y habla más de recursos TIC. A la hora de diseñar una nueva ayuda para los docentes, debe pensarse a qué tipo de docente estará orientada y si cabe la posibilidad de que esté orientada a todos.

Un profesor editor tiene interés en poder toquetear una herramienta, probar cosas, adaptarla plenamente a sus necesidades, crear desde cero si hace falta, no quedarse corto, no sentirse constreñido. Al editor le va la aventura. Al final, cualquier herramienta le vale porque hará de ella lo que le plazca. Por otro lado, el docente usuario necesita un entorno cerrado, algo que pueda entender, algo que satisfaga una necesidad clara y concreta.


¿Qué espero de Schoolfy?

1) Un diseño atractivo y modular, con diversas plantillas donde elegir, pero también la posibilidad de acceder a las "tripas" de la herramienta.

2) Una red social también adaptable, ya la queramos cerrada o abierta, conectada con otras redes (por ejemplo, una clase de la otra punta del planeta con la que queramos hacer una actividad colaborativa) o no según nuestras necesidades del momento.

3) Un editor de contenidos interactivos que sean tanto importables como exportables, de modo que podamos aprovechar todo lo que hemos hecho hasta ahora y compartir todo lo que vayamos haciendo, multiplicando los materiales educativos de forma exponencial y creando una comunidad de docentes editores TIC que no dejen de generar contenidos.

4) ¿Todo ello sin pagar? No tiene porque. Lo que está claro es que no es admisible la publicidad, al menos para la herramienta que utilizaran los alumnos menores de edad. Tampoco deseamos hacer un gran desembolso económico que además sea esclavo, porque nos obligaría a seguir pagando curso tras curso para no perder todo el tiempo invertido en la herramienta. Estamos dispuestos a pagar como pagamos por nuestros ordenadores, PDIs, cuadernos y pupitres, pero esperamos un buen precio.Recordemos que, aunque Schoolfy se venda como una herramienta ahorradora de tiempo para el docente, en cierto modo le exige también una buena dedicación inicial (sobretodo si es editor)... Schoolfy NO es un libro de texto NI contiene materiales curricularizados NI substituye al profesorado y su labor.


En última instancia, necesitaríamos una herramienta que puediera englobarlas a todas, y evitarnos múltiples logins y licencias y nuevas curvas de aprendizaje, algo que aún estamos lejos de conseguir...


jueves, 6 de junio de 2013
Escrito por Juan M. Gil

Actividad 2: Entornos de aprendizaje [#TICunam]




(En esta entrada realizo un ejercicio para el MOOC "Tecnologías de la Información y Comunicación en Educación" impartido por la UNAM en Coursera. De todos modos, no te cortes y échale un vistazo por si digo algo de tu interés)

En el espacio del colegio descrito en mi Actividad 1 (y me refiero tanto al espacio físico como al virtual) existen diversos entornos de aprendizaje concretos y específicos para la realización de tareas de aprendizaje. Algunas de las prácticas asociadas a estos entornos no están plenamente institucionalizadas, pero no por ello no deben describirse. Además, como es lógico, existirán muchos otros entornos más privados y específicos que tendrían cabida en un informe más exhaustivo (bibliotecas cercanas al centro, blogs y redes sociales del profesorado y los alumnos, etc.).




Entornos de información

El centro cuenta con tres bibliotecas físicas: una infantil, otra para el alumnado adolescente y una tercera para uso del profesorado. Estas bibliotecas cuentan con una red wifi y unos pocos ordenadores a través de los que conectarse a internet. Sin embargo, la digitalización de los recursos disponibles es una tarea que aún no se ha planificado.

En general, el acceso a internet desde la red wifi o desde los dispositivos y conexiones particulares del alumnado y el profesorado es la fuente de información en auge en la comunidad educativa del centro. La institucionalización de estas prácticas así como la orientación al usuario para hacer un mejor uso de ellas es un paso que se ha de dar para acabar de integrar, aprovechar y pulir el uso de internet en el colegio.

Entornos de interacción

Los espacios de interacción son difíciles de tipificar. Es evidente que cualquier encuentro en aulas, pasillos o despachos se convierte en un espacio improvisado de interacción.

Además de esto, el centro cuenta con una intranet (proyecto de aula virtual) al que se puede acceder desde ordenadores en el colegio o desde fuera a través de internet. Esta red permite a los profesores y alumnos intercambiar mensajes o archivos. Se trata de una red un tanto primitiva, pero desde luego ha mejorado la ubicuidad del aprendizaje y el uso de elementos multimedia tanto para la impartición de contenidos como para la realización de tareas y proyectos.


Entornos de producción

En cuanto a los espacios de producción, es en este aspecto en el que el colegio está menos adaptado a las nuevas tecnologías. Apenas se disponen de aulas especializadas (de informática) y no existe un entorno virtual adaptado a las tareas de producción.

Sí se improvisan entornos de producción alrededor de una pizarra digital o de uno o más ordenadores portátiles cuando se da la oportunidad al alumnado de llevar sus propios dispositivos al aula. Nuevamente, nos encontramos ante entornos no institucionalizados que se beneficiarían mucho de un uso mejor organizado por parte del cuerpo docente y administrativo del centro.

Entornos de exposición

Los espacios de exposición estrella en el colegio son tanto la pizarra tradicional como la pizarra digital interactiva. Estos últimos dispositivos, acompañados de proyectores y ordenadores de aula, han sido una adquisición reciente del centro y aún no están siendo aprovechados al máximo. Sin embargo, es de esperar que tanto profesores como alumnos vayan adquiriendo una mayor experiencia y utilizando estos recursos de forma más inteligente.

No existen entornos virtuales de exposición institucionalizados, ya que la intranet de que dispone el centro es a día de hoy muy limitada.
lunes, 3 de junio de 2013
Escrito por Juan M. Gil
Etiqueta : ,

Mesas colaborativas


Como parte de los materiales disponibles para la segunda semana del curso que estoy realizando a través de Coursera ofrecido por la UNAM, la profesora que guía nuestro aprendizaje ha incluido el siguiente vídeo:


Las denominadas mesas colaborativas consisten en el uso de una serie de dispositivos (al menos un par de tablets y un proyector) de forma que los usuarios pueden compartir visualmente los recursos multimedia con los que están trabajando de forma individual. Este tipo de actividad permite ver, manipular y mostrar todo tipo de información en todo tipo de formatos.

El vídeo es solo una presentación de la actividad, una chispa para encender nuestra imaginación y divagar sobre diversos usos que se podrían dar a estos dispositivos. A través de Twitter, hemos comentado algunos (#MesasColaborativas):

- Hacer un brainstorming usando internet y elementos multimedia.

- Un webquest donde cada estudiante realiza su propia investigación para acabar en una conclusión común.

- Un análisis de caso buscando diagnósticos, causas, metodologías y alternativas de solución/atención (@Itzel_lezti)

- Una de las herramientas para el trabajo en equipo virtual, elaboración de mapas conceptuales(@Itzel_lezti)

- Una sinfonía de sonido (y color).

- Resolución de problemas matemáticos en grupo, con diversos planteamientos y explicaciones (@majitomat)

- Hacer diseños, infografías o maquetaciones contrastando puntos de vista.

- Exponer un proyecto hecho en grupo de modo que cada estudiante tenga un control total de la presentación de su parte.

- Y después de tanto estudio, usar las mesas colaborativas para... jugar al póker ;-)

viernes, 31 de mayo de 2013
Escrito por Juan M. Gil

Schoolfy (II): Dudas


Hablaba de Schoolfy hace un par de días, enumerando las características del servicio tal y como lo cuentan en su nota de prensa, su página web y su vídeo de presentación.

Realmente hay muy poca información en la red sobre esta nueva herramienta, y teniendo en cuenta lo mucho que se ha hablado en diversos medios nacionales esperaríamos más datos, pantallazos o funcionalidades...

Tenemos poca cosa, casi todo contenidos reciclados, cuando no copiados directamente de la nota que ponían a nuestra disposición los mismos creadores de Schoolfy.

Y es que, ¿Hay algo mejor que el misterio para generar expectación?
La presentación de la herramienta va acompañada de muchas promesas (algunas maravillosas), la obligación de esperar tres o cuatro meses hasta poder acceder a la herramienta (mediados de verano) y mucho, mucho ruido mediático.

A veces, no obstante, el ruido puede quedar en eso: ruido. Incluso llega a molestar.

Lamentablemente, hay que saber venderse
Es triste, pero el lanzamiento de un nuevo servicio, por muy bueno que sea, debe ir acompañado de un mejor armazón de marketing. Esperemos que en esta ocasión (como en muchas otras suele ocurrir), el armazón no esté ocultando flaquezas o engaños, sino que realmente sirva para ensalzar una obra/herramienta maestra.


Un pequeño tirón de la manta:
En la página oficial de Schoolfy vemos una serie de mensajes destacados extraídos de Twitter. A menudo vemos mensajes destacados de este tipo en la presentación de productos (en televisión vemos como a todo el mundo X detergente le ha solucionado la vida, por ejemplo). Por desgracia, detrás de estos testimonios a veces no hay lo que esperaríamos que hubiera... Solo una pequeña muestra:



Imaginaríamos que los mensajes destacados podrían ser: de usuarios de Twitter muy activos, de pedagogos especialistas en herramientas TIC para educación, de beta-testers que poco a poco van desvelando maravillas del servicio que han probado o similares. La realidad es que estos twits pertenecen a usuarios sin apenas actividad y son mensajes aislados hablando de Schoolfy de una forma vaga, genérica y vacía:


Jorie usa Twitter desde hace tanto tiempo (como experta en TIC)
que no ha tenido tiempo ni de cambiar el fondo de nubes predeterminado ;-) 

Quisiera aclarar que no pretendo con esto atacar a Schoolfy, pero ha sido una pequeña reflexión (fruto de una decepción) sobre cómo se fuerza la maquinaria del marketing obligado por las exigencias del mercado. Sinceramente, espero que Schoolfy sea un servicio tan maravilloso como prometen. En mi última entrada (hasta mediados de verano, al menos) dedicada a esta herramienta, ofreceré algunas ideas sobre qué creo que debería ser Schoolfy o qué me gustaría a mí encontrar en un recurso de este tipo.


viernes, 24 de mayo de 2013
Escrito por Juan M. Gil

Actividad 1: Transformaciones [#TICunam]


(En esta entrada realizo un ejercicio para el MOOC "Tecnologías de la Información y Comunicación en Educación" impartido por la UNAM en Coursera. De todos modos, no te cortes y échale un vistazo por si digo algo de tu interés)

El colegio Comunidad (nombre ficticio) es un centro concertado ubicado en Barcelona ciudad. Se trata de una institución educativa católica dirigida por una orden religiosa y cuenta con más de 100 años de tradición y un imponente edificio histórico.

En este colegio se atiende a alumnos de la zona circundante y del resto de la ciudad, especialmente provinientes de familias que valoran el tipo de educación que ahí se imparte o que están ligadas de algún modo al centro (antiguos alumnos) o a la orden religiosa. Normalmente son familias de clase media-alta y valores tradicionales.

El profesorado se divide en dos tipologías: por un lado hay una serie de religiosas de edad avanzada y por el otro hay una serie de jóvenes laicos de alta formación y entusiasmo (aunque no especialmente versados en nuevas tecnologías o metodologías).

¿Qué es lo que las familias piden al centro?
      • Educación en valores cristianos.
      • Alto nivel cultural, bilingüismo (trilingüismo o tetralingüismo, incluso), excelencia académica.
      • Modales y saber estar.

¿Qué problemáticas quedan en la sombra?
      • Clasismo.
      • Materialismo.
      • Ausencia de diversidad cultural.


 ¿Cómo (se) prepara el centro para el futuro?
Desde el centro se entiende que el mundo y la sociedad están cambiando y que los centros educativos tienen la obligación de adaptarse y preparar a su alumnado para esta transformación constante.

En la actualidad se llevan a cabo dos innovaciones concretas:

  1. Tecnologización progresiva de las aulas y gestión de los dispositivos personales del alumnado [cada año van introduciendo nuevas pizarras digitales, curso a curso, y actualmente trabajan en un plan para permitir que el alumnado traiga sus propios dispositivos al colegio y haga un uso racional y productivo de éstos]
  2. Apertura a sistemas educativos anglosajones (bilingüismo, intercambio internacional, doble titulación online). [existe un grupo piloto que está realizando sus estudios simultáneamente en España de forma presencial y en Estados Unidos de forma online; dependiendo de los resultados se planea exportar esta idea a todos los alumnos del centro]

jueves, 23 de mayo de 2013
Escrito por Juan M. Gil
Etiqueta : , ,

Schoolfy (I): Una nueva herramienta para el profesorado


Hace unos días que ciertos sectores de Twitter se hacen eco de una noticia que ha aparecido en diversos medios, la presentación de Schoolfy, una herramienta que asegura ser la panacea para el profesorado de todos los niveles educativos. Y gratis.
La noticia que se puede leer en todos los medios, tanto de habla inglesa como española, es un simple copypasteo de la nota de prensa que encontramos en la web de la herramienta.

Si después de leerla nos queda alguna duda, los amables creadores de Schoolfy ponen a nuestra disposición un vídeo-presentación explicativo con una narrativa y diseño muy bien encontrados:




¿Qué es, pues, Schoolfy?

Después de una pequeña investigación saltando de red en red puedo decir que no me ha quedado muy claro, pero intentaré dar algunas pinceladas:

1) El servicio principal que Schoolfy ofrece es una herramienta que permite a un profesor o profesora crear una red social personal y privada en la que incluir al alumnado de sus clases y a las familias de sus alumnos.

1.1 De este modo puede establecerse una comunicación entre el alumnado fuera de las aulas.

1.2 También pueden mandarse tareas a los alumnos, corregirlas y ofrecerles feedback.

1.3 Finalmente, inaugura un canal de comunicación directo con las familias para solventar más rápido clásicos problemas del aula (el niño llega tarde, la niña está castigada sin excursión, etc.).

2) Además, se pone a disposición del docente unas herramientas "únicas" para crear ejercicios interactivos y corregirlos (este segundo punto está envuelto en niebla y misterio, ya que de momento solo tenemos palabras y estaría bien poder ver en qué consistirán estas milagrosas herramientas).

3) De algún modo, Schoolfy promete facilitar la planificación, la gestión y la evaluación al profesorado.

¿Tan distinto será de entornos virtuales ya presentes en las aulas como Moodle, Edmodo u otros?

Ellos dicen que sí, pero realmente no tendremos más información al respecto hasta mediados de verano.



miércoles, 22 de mayo de 2013
Escrito por Juan M. Gil

Apertura apresurada


Inauguro con prisas este blog.

La razón es que inicio un curso 
en Coursera (¡uno más!) sobre las TIC en la educación ofrecido por la UNAM y me ha parecido una excusa convincente para justificar mi vuelta a la blogosfera.

Mi intención en este espacio es seguir este curso y otros en los que me aventure a participar, pero no solo eso, también vehicular mis reflexiones sobre cultura, educación y cultura en educación de modo que todas ellas queden bien recogidas, archivadas y a disposición de todo el mundo en todo el mundo.


martes, 21 de mayo de 2013
Escrito por Juan M. Gil

También en twitter

- Copyright © la tiza y las tic -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -