Escrito por : Juan M. Gil jueves, 3 de abril de 2014



A los maestros y docentes ya se les exige mucho: no solo deben conocer bien la teoría y la práctica de su asignatura, sino que también deben tener una serie de competencias de gestión del aula y de trato con alumnado y familias. Por si fuera poco, desde hace ya unos años se les exige cierto dominio de las nuevas tecnologías (uso de dispositivos y aplicaciones) y, paralelamente, el diseño de sus propios materiales didácticos. Aunque hay alguna voz que discrepa con este último punto (ver artículo de Jordi Martí), es evidente que el profesorado siempre debe adaptar de un modo u otro el material de estudio para ajustarlo a las necesidades del alumnado, lo cuál implica cierto nivel de edición cuando no directamente de creación de contenidos.

Poco a poco se va asumiendo que el docente debe ser capaz de utilizar un editor de textos, quizá también alguna plataforma de edición web, y de aproximarse cada vez más a otros soportes como el audio, el vídeo o la imagen. Concretamente quisiera defender aquí el valor de la imagen estática (sea dibujo o fotografía) en el aula y tratar de convencer al profesor reticente a usar este soporte de lo poco que le costaría iniciarse en su uso y el partido que le sacaría.


UNA IMAGEN VALE MÁS
El primer paso es aceptar que todo complemento visual puede favorecer el aprendizaje. Aunque sorprenda, hay profesores que no incorporan ningún esquema, dibujo o fotografía en sus clases y, si lo hacen, es porque "ya viene en el libro" (o en las fotocopias). Recuerdo profesores de biología o arte a los que se les pedía un dibujo en la pizarra y se limitaban a contestar "es que no sé dibujar".

Se nos hace raro pensar en esas asignaturas sin un referente visual, ¿no? Y ¿qué decir de las ventajas de visualizar problemas matemáticos o metáforas poéticas?


RESPETO AL COPYRIGHT
¿Qué hace el docente cuando ya está convencido del valor de la imagen? Buscar en Google. ¿Para qué ponerse a crear contenidos propios si otros ya lo han hecho por nosotros? En parte es cierto, pero ¿tenemos derecho a tomarlo todo prestado si no nos dan permiso?

Respetar uno mismo los derechos de autor de los materiales que hay en Internet es importante tanto en el ámbito personal como el profesional. Si encima los infringimos en un aula, probablemente contradigamos el mensaje que queremos transmitir.

Si ya usamos imágenes pero aún no sabemos hacerlo del modo adecuado o no sabemos crearlas y editarlas, tenemos una asignatura pendiente.


PERSONALIZAR LA ENSEÑANZA
Otra razón para aprender a trabajar con imágenes, sea creándolas o usando sencillos programas de edición, es que necesitamos materiales pensados específicamente para nuestros alumnos, no para los alumnos de otro. Es cierto que gracias a los enormes repositorios que tenemos a nuestra disposición, sea en Google Imágenes o en bancos de pago como los que comercializa Planeta o Britannica (y otros) el docente puede limitarse a ser más un gestor que un editor, pero siempre habrá ese ejemplo específico que nadie más ha necesitado y que, por tanto, debemos crear de forma exclusiva para nuestra clase.

Por ejemplo: será fácil encontrar material para una clase sobre de la Sagrada Familia pero, ¿y una sesión acerca de la influencia clásica en la decoración urbanística en Barcelona? ¿Quién mejor que tú para salir a fotografiar fuentes públicas y detalles arquitectónicos? O, mejor, ¿quién mejor que tus alumnos?


TRANSMITIR EL GUSTO Y LA DESTREZA
Una última razón para que el docente valore la importancia de la imagen es preguntarse si es necesario que los alumnos desarrollen el gusto estético y la capacidad de expresarse gráficamente. Seguramente no haga falta traer a colación discursos como el de Sir Ken Robinson para justificar la importancia de que el alumno trabaje con imágenes y otros objetos estéticos.

Aprendamos a trabajar nosotros con ellas y demos ejemplo al alumnado. Además, es con un buen conocimiento de las técnicas pertinentes que podremos asistir al alumnado con sus dificultades. Ya seamos profesores de arte, de lengua o de matemáticas, no volvamos a sentirnos impotentes ante una cámara, un editor de imagen o la tiza.

Deja un comentario

Suscríbete al blog | Suscríbete a las respuestas

También en twitter

- Copyright © la tiza y las tic -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -