Escrito por : Juan M. Gil martes, 11 de junio de 2013


(En esta entrada realizo un ejercicio para el MOOC "Tecnologías de la Información y Comunicación en Educación" impartido por la UNAM en Coursera. De todos modos, no te cortes y échale un vistazo por si digo algo de tu interés)

El centro descrito ya dispone de bastantes dispositivos electrónicos, pero no de una plataforma digital estable ni de una metodología de trabajo bien definida.

Desde mi punto de vista, hace falta una plataforma digital bien estructurada que, no obstante, supondría una importante curva de aprendizaje tanto para el profesorado como para el alumnado. Por ello, la implantación de este nuevo espacio de aprendizaje debería hacerse en dos fases bien diferenciadas: una primera donde el profesorado empiece a usar herramientas y aplicaciones cercanas a su realidad cotidiana y una segunda en la que se diseñe una plataforma específica para las necesidades de este centro concreto.

Es necesario un gestor de aula :

- Una herramienta que facilite el trabajo en el aula, el uso de una PDI, la posibilidad de guardar las clases (los contenidos mostrados en la pizarra o incluso todo el discurso e interacciones), el seguimiento de las actuaciones del alumnado, etc.

También una herramienta de comunicación fuera del aula con alumnado, profesorado y familias:

- La herramienta más básica es una cuenta de correo, sea interna o de Gmail.
- Google ofrece la ventaja de poder crear grupos, círculos, sites personales y trabajo colaborativo a través de Google Docs.
- Es importante poder acceder a estos servicios a través de cualquier dispositivo y en cualquier momento (PDIs, ordenadores del alumnado, smartphones de las familias, etc.)

Finalmente, un banco de contenidos, sea propio o adquirido (ideal si permite importar, exportar, compartir):

- aulaPlaneta es un servicio/producto que ofrece por un lado un gran abanico de recursos enciclopédicos y aplicaciones educativas (atlas, museo virtual, etc.) además de un libro de texto digital interactivo y personalizable.
- Sin embargo, nunca es suficiente: siempre debe trabajarse la propia cartera de materiales para tener suficientes para todo un curso, para atender a las necesidades especiales de cada alumno, etc.



En realidad, la que engloba todos estos recursos es Moodle. De todos modos, ésta exige una gran dedicación y tiene una curva de aprendizaje considerable. Es mejor empezar a trabajar con herramientas más sencillas y más cercanas a la realidad de los usuarios. Una vez los procesos digitales estén bien instaurados, el profesorado puede ir más allá y crear una plataforma totalmente personalizada y adaptada a sus necesidades (en cuanto a diseño, funcionalidades, características, privacidad, etc.).

Moodle es una muy buena plataforma a menudo desaprovechada. Casi todas las aulas virtuales diseñadas con moodle son iguales, parecen cortadas con el mismo patrón, son muy poco inspiradoras y acaba dando pereza utilizarlas (tanto a docentes como a otros usuarios). ¿Si en otros campos extraescolares contamos con aplicaciones bellas y fluidas, por qué íbamos a querer utilizar algo tan arcaico?

Antes de embarcarse en moodle, improvisar la actuación, y hacer "una plataforma aburrida más", es mejor ir acercándose paulatinamente y asegurarse que el producto final es ideal y cumple con las expectativas de profesorado, administración, educandos, familias y el resto de la comunidad.

Deja un comentario

Suscríbete al blog | Suscríbete a las respuestas

También en twitter

- Copyright © la tiza y las tic -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -