Escrito por : Juan M. Gil jueves, 6 de marzo de 2014



No he leído el famoso libro de Josh Kaufman.

Me hago a la idea de lo que debe tratar e imagino que no me interesa demasiado, pero me quedo con una idea que me evoca el título del libro: organizarse uno mismo un MBA, máster o cualquier otro tipo de aprendizaje es hoy algo mucho más factible que hace unos años gracias a Internet. ¿Qué hacemos, que no lo aprovechamos?


A la hora de aprender algo, sea un idioma, una técnica o adquirir cierto conocimiento académico, son muchas las facilidades que nos ofrece Internet:

Expertos que comparten su conocimiento

Desde que empezaron a aparecer las primeras páginas web, tanto aficionados como empresas se han dedicado a publicar información y recursos propios (en algunos casos, también pirateados) para ponerlos al alcance de otros usuarios de la red.

Poco a poco, la aparición de los blogs y otros servicios han ido permitiendo a más y más usuarios, expertos y amateur, ir nutriendo la red de tutoriales, vídeos y pdfs que nosotros podemos utilizar para autoformarnos.

Hoy no solo infinitud de usuarios activos comparten sus experiencias y conocimientos, sino que eminencias de todos los campos han empezado a hacerlo gracias a los MOOC. Es el caso de todas las universidades que se han apuntado al movimiento OpenCourseWare o los especialistas que ofrecen cursos en plataformas tipo Coursera o sus propias páginas web.


Una red de contactos para resolver dudas y pedir consejo

Además de la cantidad ingente de información y materiales para estudiar, también hay una enorme comunidad detrás a la que, a través de diversos medios, podemos plantear nuestras dudas. Es algo que vemos en bruto en Yahoo Answers, pero también en multitud de foros especializados, desde los más amateur a los más elaborados e innovadores como stackoverflow.

Cualquier duda, sobre lo más retorcido que se te ocurra, seguramente la habrá planteado antes alguien en Internet. Y, de no ser así, alguien encontrarás que te la resuelva.


Aplicaciones para gestionar el aprendizaje

Por si fuera poco, también en Internet tenemos una miríada de herramientas online. Webclippers como Annotary que nos permiten recopilar información de la web, gestores de documentos en la nube como Google Drive u organizadores de notas y alertas como Evernote nos facilitan la labor de generar, almacenar y editar información que luego podemos necesitar.


Hoy, más que nunca, no tenemos excusa para no formarnos en aquello que deseemos o necesitemos. Desde luego, es necesario haber adquirido unas competencias previamente para poder gestionar uno mismo el aprendizaje: es una tarea fundamental que debe asumir el sistema educativo obligatorio de cualquier país.

También los docentes y agentes educativos en general tenemos que comprometernos con el aprendizaje para toda la vida. Desde mi punto de vista, tenemos el deber de conocer las oportunidades que brinda Internet para la educación y aprender a gestionar todo el conocimiento y herramientas que tenemos a nuestra disposición. ¿Sabemos aprovechar todo lo que Internet pone a nuestro alcance?

Deja un comentario

Suscríbete al blog | Suscríbete a las respuestas

También en twitter

- Copyright © la tiza y las tic -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -