Escrito por : Juan M. Gil jueves, 5 de junio de 2014

Hablé en otra entrada sobre las posibles implicaciones de la comunicación escrita por teléfono en la competencia lingüística (¿negativas? más bien no) y ya que Apple ha vuelto a sacar a la palestra el tema de la escritura en los móviles con su proyecto Quicktype para iOS8, aprovecho para hablar de una de mis apps favoritas: Keymonk.

Keymonk es un teclado deslizante disponible para Android que nos recuerda al famoso Swype: pasas el dedo por las letras de la pantalla y el sistema recoge el orden en que las vas seleccionando y busca en su base de datos aquella palabra que más se acerca a lo que le quieres escribir. Cuando te lo cuentan no te lo crees... ¿realmente funciona? Lo cierto es que sí y que, con muy poca práctica, permite escribir más rápido y sacar partido a una pantalla pequeña (a diferencia del lento e incómodo teclado estándar).

Keymonk no es muy distinto a otros teclados deslizantes, salvo porque permite escribir con dos dedos a la vez, lo cuál aumenta exponencialmente la velocidad de introducción de texto. Alguien experimentado escribiendo a toda velocidad en Keymonk es algo digno de ver.

Estas aplicaciones te permiten escribir más rápido, más cómodamente y, también, mejor. ¿Cómo es esto último? El diccionario de estas aplicaciones (ampliable por el usuario en el caso de la versión de pago de Keymonk) solo tiene palabras bien escritas, y el usuario se ve obligado a escribir "más o menos bien" para que la predicción del teclado le permita escribir. Por ejemplo, supone un mayor esfuerzo escribir "ke dise" que decantarse por la forma correcta "qué dices".

En definitiva, Keymonk y otros teclados deslizantes te obligan a escribir mejor, y las ventajas de hacer ese pequeño avance intelectual (para el que escribir sin faltas no sea ventaja suficiente) son muchas. Por fin se ha logrado que la buena redacción no solo sea lo correcto, sino también lo deseable. Es cierto que con estas apps puedes ahorrarte de escribir las tildes o las haches, ya que el sistema suele reconocerlas automáticamente, pero eso no quita que sea un avance con respecto a los teclados tradicionales. Además, la aplicación no elegirá entre "a ver" o "haber" por ti...

Ante la pregunta "¿escriben peor los jóvenes por culpa del móvil?" mi respuesta sigue siendo "¡seguramente más y mejor!".


Deja un comentario

Suscríbete al blog | Suscríbete a las respuestas

También en twitter

- Copyright © la tiza y las tic -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -