Escrito por : Juan M. Gil lunes, 5 de mayo de 2014




Los webinars y el VoIP están de moda. (ver infografía en inglés). A pesar de todo el entusiasmo que rodea el mundo de las videoconferencias, tanto por su uso a nivel profesional como a nivel personal, es también algo conocido que la mayor parte de las comunicaciones por vídeo en directo no son tan fructíferas como uno se imagina al plantearlas.

¿Por qué la mayoría de videoconferencias son un desastre? Quizá el problema sea que se utilizan pensando en que funcionarán igual que otros canales más tradicionales y que pueden usarse para lo mismo: llamadas, interacción tipo chat, retransmisiones en directo... las videoconferencias aún están muy alejadas de todo esto debido a impedimentos tecnológicos y a la pobreza de ancho de banda de la mayoría de usuarios (en España, al menos).

¿Estás planeando organizar un tutorial, una clase o una reunión virtual? Puede que te sean útiles los siguientes consejos fruto de mis muchas experiencias "accidentadas" en videoconferencias que se hacen demasiado largas, que no se entienden en absoluto o que hasta quedan a medias.

1) ELIGE TU PROGRAMA
Aunque existen una gran cantidad de opciones, hay dos que por archiconocidas seguramente sean las que acabes utilizando: Google Hangouts y Skype (ojo, mi favorita es Lync, pero es de pago).

Skype tiene la ventaja de ser muy intuitivo y de que prácticamente todo el mundo ha participado en un homónimo "skype".

Google Hangouts ofrece muchas opciones interesantes para el emisor, como el modo compartir pantalla (ideal para un videotutorial o para lucir tu powerpoint) o la posibilidad de hacer una sesión en abierto (con espectadores ilimitados) y colgarla posteriormente en Youtube.

2) PRACTICA Y GRÁBATE PRACTICANDO
Antes de empezar la comunicación, dedica un tiempo a revisar tu equipo, a asegurarte de que entiendes todas las funcionalidades y opciones que ofrece el programa que estés utilizando y a ensayar tu entonación y, por qué no, tu postura delante de la cámara.

Es una muy buena idea grabar estas sesiones de prueba desde la misma aplicación para después revisar tu "prueba de micro" y corregir los dejes que puedas encontrar.

He encontrado esta divertida infografía en inglés con algunos consejos más sobre cómo salir guapo en la webcam.

3) APAGA LOS MICROS
Uno de los grandes problemas de las videoconferencias es la calidad de sonido, y este problema crece cuantos más participantes hay. En una clase o charla por videoconferencia la voz cantante la tendrá el profesor o, en muchos casos, pasará de un participante a otro siguiendo un orden más o menos definido.

Recomiendo usar una técnica de comunicación de tipo "walkie-talkie", es decir, que todo el mundo apague su micro y solo lo encienda el profesor o aquel que hable en cada momento. Es una manera muy sencilla de evitar ecos, interferencias o intervenciones inesperadas de tu mascota.

4) ESTRUCTURA TU DISCURSO EN MÓDULOS
Si solo uno habla y los otros escuchan, ¿para qué hacer una videoconferencia? ¿No sería más cómodo para todos grabar un vídeo?

Tu videocharla o videoclase tiene que estar dividida en pequeños módulos tras los cuales puedes plantear preguntas abiertas al resto de participantes o ellos pueden plantear sus dudas al grupo.

Este es también el mejor modo para recibir algo de feedback de los oyentes en una videoconferencia (ya que a menudo te costará distinguir sus expresiones faciales) y decidir si hay que acelerar el ritmo, cambiar de estrategia o pasar a otro tema.

5) CUANDO TODO LO DEMÁS FALLE, ¡RÍE!
Por mucho que lo hayas ensayado, algo puede fallar en el último momento: tu ordenador se pone a hacer un análisis en busca de virus en el momento menos oportuno, el vecino decide organizar una fiesta, la imagen de uno de los participantes en el webinar queda congelada en una extraña mueca o su aportación llega con dos minutos de latencia.

Hasta que la tecnología no avance y se universalice aún más, cada videoconferencia en que participéis será una caja de sorpresas llena de anécdotas y oportunidades para aprender e ir configurando y evolucionando el propio uso que le damos al medio.


¿Habéis logrado que la webcam sustituya al trato cara a cara en vuestro ámbito profesional? ¿Qué trucos fruto de la experiencia tenéis vosotros?


Deja un comentario

Suscríbete al blog | Suscríbete a las respuestas

También en twitter

- Copyright © la tiza y las tic -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -